Pasta fresca, dos opciones

 

Tenemos unos clientes que tienen una tienda de comidas preparadas y pollos a l’ast. Este lunes se abrió la otra tiendita en la que hemos estado trabajando. Esta es más rollo Delicatessen, y entre muchas cositas ricas está la pasta fresca hecha por ellos, rellena y sin rellenar. Ayer nos regalaron varias cositas. A mi me tocó unos tornillitos y una especie de florecillas. Mi hermano probó los raviolis rellenos de 4 quesos, y otros de queso de cabra y menta y por lo visto estaban deliciosos. Debo decir que yo suelo comprar pasta fresca pero la envasada, y noté una diferencia brutal de esa a esta hecha «en casa».

 

Los tornillos los salteé con mantequilla y un poquito de mi aceite de hierbas, junto a unos daditos de jamón york que había pasado por la plancha.

Las florecillas con un salteado de gambitas peladas, mejillones, daditos de sepia (resto de sepia  a la plancha que tenia en la nevera) y dados de tomate fresco, junto a unas láminas de ajo y una guindillita. Y el queso parmesano rallado justo al momento antes de comer…

 

 

 

 

 

Share Button

Un comentario para “Pasta fresca, dos opciones”

Deja un comentario

Busca una receta
Contador de visitas
Punto en boca
¿Conoces la dieta de los puntos?. Únete a nuestro grupo en Facebook y te enseñaremos a comer sano y de paso te ayudaremos a quitarte esos kilitos de más.
Empresa Colaboradora
Blogs Amigos
Mis comiditas…